jueves, 14 de septiembre de 2017

La CE aprueba oficialmente el uso de los rodenticidas anticoagulantes hasta el 2024

La CE ha publicado los Reglamentos que autorizan el uso de los rodenticidas anticoagulantes warfarina, clorofacinona, coumatetralil, difenacum, bromadiolona, brodifacum, difetialona y flocumafeno hasta el 30 de junio de 2024. A pesar de cumplir los criterios para ser considerados sustancias a sustituir, una evaluación comparativa realizada en la UE concluyó que, por el momento, no existen alternativas adecuadas para estas ocho sustancias.

La CE aprueba oficialmente el uso de los rodenticidas anticoagulantes durante siete años más

A pesar de quedar clasificados el año pasado como tóxicos para la reproducción y cumplir así con los criterios de la legislación europea para ser considerados sustancias a sustituir, la Agencia Europea para las Sustancias Químicas (ECHA) no ha encontrado alternativas adecuadas para los rodenticidas anticoagulantes warfarina, clorofacinona, coumatetralil, difenacum, bromadiolona, brodifacum, difetialona y flocumafeno.

Consecuentemente, el pasado 26 de julio se publicaron en el DOUE los ocho Reglamentos de la CE que renuevan la autorización de uso de estas sustancias en productos biocidas TP14 hasta junio de 2024.



Los argumentos para llevar a cabo estas renovaciones han sido:

Por una parte se considera que los métodos de control o prevención no químicos para luchar contra los roedores, como las trampas mecánicas, eléctricas o adhesivas, pueden no resultar lo bastante eficientes y plantear otro tipo de cuestiones sobre si son inhumanos o sobre si causan un sufrimiento innecesario a los roedores. Además, las sustancias activas alternativas aprobadas para ser utilizadas como rodenticidas pueden no ser adecuadas para todas las categorías de usuarios ni eficientes con todas las especies de roedores.

Puesto que se considera que no se puede luchar de manera efectiva contra los roedores únicamente con esos métodos de control o prevención no químicos, los citados rodenticidas anticoagulantes se consideran esenciales para garantizar un control adecuado de estos animales, como apoyo de esas alternativas.

En consecuencia, el uso de la warfarina, clorofacinona, coumatetralil, difenacum, bromadiolona, brodifacum, difetialona y flocumafeno tendría como finalidad prevenir o controlar un peligro grave para la salud humana o animal causado por los roedores y su no aprobación podría hacer que el control de los roedores fuera insuficiente.

Esto no solo puede tener efectos negativos importantes para la salud humana, animal o para el medio ambiente, sino también sobre la protección de una serie de actividades económicas que podrían ser vulnerables a los roedores, con las consiguientes consecuencias económicas y sociales.

Por otra parte, se considera que los riesgos para la salud humana, la salud animal o el medio ambiente que se derivan del uso de productos que contienen estos rodenticidas pueden reducirse si estos productos se utilizan conforme a determinadas especificaciones y condiciones.



Condiciones de autorización de los anticoagulantes

Condiciones generales:

-     - los productos deben contener un agente repelente y un colorante;
-     - no se autorizarán los productos en forma de polvo de rastreo;
-     - los productos en forma de formulaciones de contacto, distintos del polvo de rastreo, soautorizarán para su uso en interiores por profesionales especializados, en lugares no accesibles a los niños y animales que no sean su objetivo;
-  - no se autorizarán los productos para su uso en tratamientos de cebado permanente o intermitente;
-- - solo se autorizarán productos listos para su uso;
-   - se debe reducir al mínimo la exposición directa e indirecta de seres humanos, de animales a los que no va dirigida la sustancia y del medio ambiente, teniendo en cuenta y aplicando todas las medidas oportunas y disponibles de reducción del riesgo. Entre tales medidas están, por ejemplo, la restricción del uso a los profesionales o a los profesionales especializados, cuando sea posible, y el establecimiento de condiciones específicas adicionales por categoría de usuarios;
-  - los cadáveres y el cebo no consumido deberán ser eliminados conforme a los requisitos locales. El método de eliminación deberá describirse específicamente en el resumen de las características del producto de la autorización nacional y figurar en la etiqueta del producto.

Condiciones en biocidas destinados a ser utilizados por el público en general :

- - los productos solo se autorizarán para su uso en portacebos resistentes a manipulaciones indebidas;
    - los productos solo se suministrarán en envases con la siguiente cantidad máxima de cebo:

a) productos contra ratones únicamente:
i) cebos en grano, pellets o pasta: (warfarina, coumatetralil, clorofacinona) 250 g, (flocumafeno, difetialona, brodifacum, bromadiolona, difenacum)  50g
ii) cebos en bloque de cera:  (warfarina, coumatetralil, clorofacinona) 500 g; (flocumafeno, difetialona, brodifacum, bromadiolona, difenacum)  100g

b) productos contra ratas únicamente, o contra ratones y ratas:
i) cebos en grano, pellets o pasta:  (warfarina, coumatetralil, clorofacinona)750 g,  (flocumafeno, difetialona, brodifacum, bromadiolona, difenacum) 150g
ii) cebos en bloque de cera:  (warfarina, coumatetralil, clorofacinona) 1 500 g; (flocumafeno, difetialona, brodifacum, bromadiolona, difenacum) 300g

-  - los productos contra Rattus norvegicus y Rattus rattus solo se autorizarán para su uso en el interior y alrededor de edificios;
-  - los productos contra Mus musculus solo se autorizarán para uso en interiores.
-          las personas que comercialicen los productos deberán asegurarse de que estos vayan acompañados de información sobre los riesgos asociados a los rodenticidas anticoagulantes en general, sobre las medidas para limitar su uso al mínimo necesario y las precauciones adecuadas que deben tomarse;
-          los productos en forma de formulaciones de cebo suelto, como granos o pellets, solo se autorizarán en las formulaciones que se suministren en bolsitas u otros envases, a fin de reducir la exposición de las personas y del medio ambiente.


Condiciones en biocidas para uso por profesionales

Además de las condiciones generales,

- - no se autorizarán los productos para su uso en alcantarillado, espacios abiertos o vertederos;
- -  los productos solo se autorizarán para su uso en portacebos resistentes a manipulaciones indebidas;
-   -  quienes comercialicen productos para usuarios profesionales deberán asegurarse de que tales productos no se suministren al público en general.

Condiciones en biocidas para uso por profesionales formados

Además de las condiciones generales,

-  - los productos podrán autorizarse para su uso en alcantarillado, espacios abiertos o vertederos;
- -  los productos podrán autorizarse para su uso en puntos de cebo cubiertos y protegidos, a condición de que ofrezcan un nivel de protección para las especies a las que no van destinados y para las personas igual al de los portacebos resistentes a manipulaciones indebidas;
-  - quienes comercialicen productos para usuarios profesionales especializados deberán asegurarse de que tales productos no se suministren a personas que no sean profesionales especializados.


Reglamentos de autorización

Warfarina

La concentración nominal de warfarina en los productos no deberá exceder de 790 mg/kg;
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1376 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 por el que se renueva la aprobación de la warfarina como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Clorofacinona

La concentración nominal de clorofacinona no deberá exceder de 50 mg/kg en los productos distintos de las formulaciones de contacto ni de 2.000 mg/kg en las formulaciones de contacto;
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1377 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación de la clorofacinona como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Coumatetralil

La concentración nominal de coumatetralil no deberá exceder de 375 mg/kg en los productos distintos de las formulaciones de contacto ni de 4.000 mg/kg en las formulaciones de contacto.
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1378 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación del coumatetralil como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Difenacum

La concentración nominal de difenacum en los productos no deberá exceder de 75 mg/kg;
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1379 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación del difenacum como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Bromadiolona

La concentración nominal de bromadiolona en los productos no deberá exceder de 50 mg/kg.
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1380 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación de la bromadiolona como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Brodifacum

La concentración nominal de brodifacum en los productos no deberá exceder de 50 mg/kg;
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1381 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación del brodifacum como sustancia.


Difetialona

La concentración nominal de difetialona en los productos no deberá exceder de 25 mg/kg;
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1382 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación de la difetialona como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Flocumafeno

La concentración nominal de flocumafeno en los productos no deberá exceder de 50 mg/kg.
REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2017/1383 DE LA COMISIÓN de 25 de julio de 2017 que renueva la aprobación del flocumafeno como sustancia activa para su uso en biocidas del tipo de producto 14.


Publicado en Higiene Ambiental, el lunes 4 de septiembre de 2017

miércoles, 6 de septiembre de 2017

La enfermedad de Lyme: la nueva epidemia del siglo XXI

Las garrapatas se están expandiendo, con el cambio climático y los inviernos más suaves, a nuevas zonas geográficas en las que anteriormente no podian sobrevivir. Y con ellas, se expanden también las bacterias del grupo Borrelia burgdorferi sensu lato, responsables de la infección transmitida por picadura de garrapatas más frecuente en las zonas templadas de Europa, América del Norte y Asia: la Borreliosis de Lyme.



La enfermedad de Lyme se expande geográficamente



El aumento de las temperaturas cálidas a nivel global altera el funcionamiento de los ecosistemas, y, en el caso del entorno de las garrapatas, esto no es una excepción.  Inviernos suaves y épocas estivales largas hacen que podamos hallarlas activas antes de lo habitual, en lugares inesperados y con mayores poblaciones.

El calor, por ejemplo, potencia la reproducción y expansión de pequeños mamíferos, que son reservorios naturales de la bacteria Borrelia burgdorferi y, al mismo tiempo, hospedadores de las garrapatas que transmiten la infección a los humanos. La temperatura afecta también a los desplazamientos de las aves migratorias, otro medio de transporte para las garrapatas, que se desplazan con ellas. Las aves adelantan sus migraciones y numerosas especies de aves del sur se desplazan hacia el norte para criar.

Así, los expertos consideran, por ejemplo, que la variante del virus de los dos primeros casos en España de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, registrados en 2016, podrían haber llegado a España a través de garrapatas transportadas por aves migratorias a las que parasitan, procedentes del norte de África.

Rick Ostfeld
La conjugación de factores climáticos y biológicos es, para el profesor Rick Ostfeld de la Universidad de California (EEUU), una posibilidad para predecir el riesgo y la incidencia de la Borreliosis de Lyme de una temporada para la siguiente. Por ejemplo, una mayor cantidad de alimento o temperaturas altas, que den lugar a un pico de población de ratones silvestres en una determinada zona, implicará un mayor riesgo de contraer la enfermedad en la temporada siguiente. Los ratones del año anterior son importantes porque son los que infectan a las larvas y ninfas de las garrapatas, que se alimentan de ellos en la primavera siguiente. A más ratones, más larvas infectadas y mayor posibilidad de contraer la enfermedad.


Ostfeld dirige actualmente el proyecto The Tick Project, en el que se estudian posibles intervenciones ambientales para prevenir la enfermedad de Lyme y otras patologías transmitidas por las garrapatas.



La enfermedad de Lyme afecta al ser humano desde tiempos remotos, como muestra la momia de Otzï, conservada en el hielo de los Alpes italianos desde hace 5.300 años y que padecía la enfermedad. Sin embargo, las nuevas condiciones ambientales y una mayor concienciación sobre esta patología y sus factores de riesgo, la han convertido actualmente en un relevante problema de salud pública y en una de las enfermedades transmitidas por vectores con un mayor crecimiento en Occidente.


Hasta el punto de denominarla como la nueva epidemia del siglo XXI.

En los últimos años su incidencia se ha multiplicado por 25 en los EEUU, estimándose 300.000 nuevos casos cada año, y en Europa se ha confirmado un notable aumento de los casos documentados, que superan los 360.000 en los últimos 20 años. En el Reino Unido, los casos se han multiplicado por 10 desde 2001. Y también aumenta la incidencia en Asia.



En España no hay estimaciones oficiales del número de casos anuales, pero debido a que la Borrelia está extendida por toda Europa, extrapolando los datos se podría hablar de entre 40.000 y 50.000 casos anuales.

En las zonas endémicas de Europa, las especies de B. burgdorferi circulan entre las garrapatas de la especie Ixodes ricinus, ampliamente distribuida en la península ibérica, y sus huéspedes vertebrados, incluyendo muchas especies de pequeños mamíferos y aves, que son los principales huéspedes de alimentación de las larvas y ninfas.

Las garrapatas adultas generalmente se alimentan de animales más grandes como ciervos, ovejas y otros ungulados de gran tamaño, que no son competentes para la Borrelia, pero ayudan a mantener la fase reproductiva de las garrapatas. Y cuando saltan a otro huésped, como puede ser un humano, le transmiten la infección a través de su picadura.



Como explica la Asociación de Lyme ALCE, la enfermedad de Lyme, o borreliosis de Lyme, es una enfermedad multiorgánica con manifestaciones principalmente dermatológicas, reumáticas, neurológicas y cardíacas. La llaman “La Gran Imitadora” ya que puede ser confundida con otras enfermedades, como la Esclerosis Lateral Amiotrófica, Esclerosis Múltiple, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Alzheimer o Parkinson. Un hecho que dificulta su diagnóstico y correcto tratamiento a tiempo con antibióticos y aumenta la posibilidad de cause complicaciones crónicas severas en articulaciones, corazón y sistema nervioso.

Dado que no existe actualmente una vacuna efectiva para proteger a las personas frente a Borrelia burgdorferi, la prevención se basa principalmente en evitar las picaduras de garrapatas y en mantenerse alerta a posibles síntomas tras exponerse en zonas endémicas a entrar en contacto con estos arácnidos.



Fuente: http://www.caryinstitute.org, Open Mind

Publicado en Higiene Ambiental, el miércoles 6 de septiembre de 20174


Lyme: una epidemia silenciosa en un mundo globalizado

El equipo de The Thick Project

martes, 5 de septiembre de 2017

Fiebre del Nilo Occidental en Europa

Hace semanas que no publico nada, primero por exceso de trabajo  luego por las vacaciones. Ahora nuevamente de vuelta a la vida cotidiana, volveré a mantener este blogs actualizado.

mosquito portador del virus de Nilo Occidental


Publicado en PLOS un estudio de la Universidad de Milán, que reconstruye el origen y el modo de propagación de la epidemia del Virus del Nilo Occidental en Europa: en Italia, el país más afectado de Europa, la infección se transmite por mosquitos expande siguiendo el curso del río Po y sus afluentes.





Investigación sobre el virus

En 1999 un nuevo virus transmitido por mosquitos hace su aparición repentina en las Américas, causando una epidemia en la ciudad de Nueva York. En pocos años se convertirá en endémica en todo el continente, desde Canadá a Venezuela, provocando solamente en Estados Unidos unos 20.000 casos de enfermedades neuro-invasivas, y más de 2.000 muertes.



El responsable de todo esto es el virus del Nilo Occidental, que lleva el nombre del distrito de Uganda donde fue aislado por primera vez en 1937. Los hombres, caballos y otros mamíferos pueden ser infectados accidentalmente por mosquitos que previamente se han alimentado con la sangre de las aves infectadas, que son el verdadero reservorio del virus.



La infección humana es asintomática en el 80% de los casos, pero puede causar fiebre y (en aproximadamente uno de cada 150 casos) y meningoencefalitis frecuentemente fatal, especialmente en pacientes de edad avanzada.

En Europa, del Nilo Occidental se sabe que se ha aislado en los animales y en humanos esporádicamente hasta los años 60 y que causó un brote en Rumania en 1996.

Con el nuevo siglo, el paisaje cambia. En 2004, por primera vez fuera de África, una variante diferente del mismo virus, llamado virus del Nilo Occidental-2 (VNO-2), que está aislado en aves silvestres capturados en Hungría. El VNO-2 se está extendiendo rápidamente hacia el sureste, la península de los Balcanes y el Mediterráneo Oriental. En 2010 debido a un brote importante en el norte de Grecia, penetra incluso en Italia, que desde 2015 es el país europeo con mayor número de casos notificados al año.

mosquito portador del virus de Nilo Occidental


El equipo de investigación de Gianguglielmo Zehender, profesor en el Laboratorio de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Milán, en colaboración con las Universidades de Padua y Pavía y los Institutos de prevención de enfermedades animales de Lombardía, es uno de los primeros aplicación en Italia de técnicas de análisis filogenéticos avanzados.

Gracias a la caracterización del genoma del virus aislado en Italia y la experiencia específica de la Universidad de Milán, en la reconstrucción de la base filogenética del origen y propagación de patógenos emergentes, será posible proporcionar información útil para combatir la propagación de la infección.

Virus de Nilo Occidental


Para la prevención de la transmisión transfusional del virus del Nilo Occidental en Italia desde 2008 existe un programa de vigilancia nacional en curso, que prevé la investigación sistemática, entre junio y octubre, del virus en muestras de mosquitos y animales centinela (aves y caballos).

"Después de unirse en Hungría en 2004, se supone que el VNV-2 ha llegado a nuestro país en torno a 2008, cuatro años antes de su primer aislamiento en huéspedes humanos. La zona de entrada se estimó en un área entre el Adriático y el valle central del río Po. A partir de ahí, el virus se extendería a lo largo del eje del río alcanzando hacia el este el delta del Po y el Veneto y al oeste, penetrando en Lombardía y Piamonte. La temporada pasada (2016) la epidemia parecía ir en dirección sur a lo largo del curso de los principales afluentes del Po, parada frecuente para las aves migratorias, potenciales reservorios de la infección - observa Gianguglielmo Zehender - mientras que para la nueva temporada de verano-otoño, justo comienza, todavía no han hecho se han hecho informes"

mosquito portador del virus de Nilo Occidental



Publicado en ANECPLA, el 13 de julio de 2017


Las imágenes las he obtenido tras una búsqueda por "Virus Nilo Occidental", publicadas entre 01/01/2017 y 31/08/2017. Agradezco a sus autores por compartirlas en la red.

martes, 18 de julio de 2017

Las garrapatas: admirables escaladoras y vectores de primera línea

 Las garrapatas se pasan el 90% de sus hasta tres años de vida hambrientas y trepando, buscando la oportunidad de parasitar a un hospedador donde alimentarse de sangre. Para ello, están dotadas de garras tarsales curvadas y afiladas y, entre ellas, un cojín adhesivo que les permiten sujetarse incluso en superficies lisas, como el vidrio. Vectores de diversas enfermedades, las garrapatas están ganado terreno en su distribución geográfica.

 
Ixode ricinus

Ixode ricinus

Ixode ricinus


Las garrapatas: admirables escaladoras y vectores de primera línea

Estos pacientes ácaros caminan distancias notables, explorando las partes distales de las plantas y esperando la oportunidad de adherirse a una víctima desprevenida, en la que alimentarse de sangre.

Todas las especies de garrapatas son parásitos temporales obligados y necesitan esta ingesta de sangre de vertebrados para completar su ciclo vital. Este hecho las convierte en un problema relevante de salud pública, ya que pueden ser portadoras de una amplia variedad de agentes patógenos de los que pueden actuar como vectores al morder para alimentarse.

Pero, dejando aparte este importante aspecto negativo, es posible admirarlas por su increible capacidad de trepar por una gran variedad de sustratos y aferrarse a superficies lisas.

Hyalomma marginatum

Hyalomma marginatum

Hyalomma marginatum, hembra

Hyalomma marginatum


Investigadores de la universidades de Dresden y Kiel en Alemania han estudiado en profundidad cómo consiguen hacerlo, 160 años después de que el naturalista alemán Hermann Burmeister describiera por primera vez la composición de los "pies" de las garrapatas; dotados de garras tarsales apareadas, curvadas y afiladas y, entre ellas, una almohadilla.

Los detalles morfológicos conocidos ahora y los experimentos de adhesión realizados en Alemania por el equipo de Dagmar Voigt (Universidad de Dresden) han conducido a nuevas deducciones sobre la función de los pies de las garrapatas.

Voigt destaca la sorprendente presencia de una proteína altamente elástica, la  resilina, no sólo en la almohadilla del pie de la garrapata sino también en las garras.  La resilina es capaz de almacenar una gran cantidad de energía, muy superior a la de cualquier tejido muscular, y es responsable, por ejemplo, de los potentes saltos de las pulgas.

Gracias a sus almohadillas pegajosas, las garrapatas son capaces de fijarse fácilmente en superficies lisas, como el vidrio o la piel humana. Dependiendo de la situación y la potencia requerida, las almohadillas pueden plegarse o desplegarse, de forma similar a un acordeón. Además, un fluido añade capacidad de adhesión a la almohadilla.

A diferencia de cuando están trepando, al caminar por la basura o sobre superficies contaminadas, las garrapatas frecuentemente doblan los pies y caminan sobre sus articulaciones tarsales-tibiales.


Rhipicephalus sanguineusarticulaciones tarsales


Los machos son más bien pequeños y acceden al cuerpo del hospedador sólo obtener energía para poder aparearse. Por ello, sus pies son más pequeños y se adhieren menos que los de las hembras.

En cambio, en superficies lisas como el vidrio, las hembras generan fuerzas que corresponden a más de 500 veces su propio peso corporal para estar seguras, ya que, durante la succión de sangre, el peso corporal femenino puede aumentar hasta 135 veces.

En los experimentos realizados, los autores del estudio comprobaron que la combinación de las suaves almohadillas adhesivas con las garras afiladas permiten a las garrapatas agarrarse a prácticamente todo tipo de superficies. Pero esta capacidad se ve menguada en réplicas de la piel humana realizadas con silicio y en superficies de resina micro-rugosa, un tipo de posibles superficies técnicas futuras con propiedades antiadhesivas para las garrapatas.

El siguiente video, realizado en el estudio, muestra la asombrosa hazaña de una garrapata hembra caminando por un techo de cristal.



Uno de los principales vectores de enfermedades infecciosas

Las garrapatas se alimentan de sangre de diferentes animales, incluyendo ocasionalmente al ser humano, a lo largo de su complejo ciclo de vida, y, al hacerlo, pueden transmitir patógenos causantes de enfermedades. De hecho, son uno de los principales vectores de enfermedades infecciosas a nivel mundial y han causado, por ejemplo, más de 360.000 casos de la enfermedad de Lyme en Europa en las últimas dos décadas.

Aunque no todas ellas están infectadas con virus, parásitos o bacterias nocivas para el ser humano, las que si lo están transportan una gran variedad de patógenos. Desde infecciones bacterianas, como las borreliosis o las fiebres producidas por rickettsias e infecciones virales como la Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC), hasta enfermedades parasitarias, como la babesiosis.



A esta característica se añade el problema de que, cada vez, estos pequeños arácnidos se están volviendo más globales y van expandiendo su presencia en la geografía.

Factores como el cambio climático les ayudan a conseguirlo. La subida de temperaturas les permite estar activas en más lugares y durante períodos más largos de tiempo, más allá de la primavera y el verano, que son sus períodos de máxima actividad.  También las aves migratorias parasitadas con garrapatas infectadas, que también se ven afectadas por el cambio climático modificando sus rutas de vuelo, pueden introducirlas en lugares donde antes no existían. O la importación de ganado puede potenciar igualmente la introducción de garrapatas infectadas.

Por otra parte, los cambios de hábitos y actividades humanas, como la recuperación de terrenos para la agricultura, el ecoturismo, y los viajes de aventura aumentan las posibilidades de contacto entre humanos y garrapatas, por lo que es importante tomar conciencia de la necesidad de protegerse y evitar sus picaduras.

En España, las tres especies con mayor impacto sobre la salud pública son Ixodes ricinus, Rhipicephalus sanguineus y Hyalomma marginatum. La primera está implicada en la transmisión de los agentes etiológicos de la borreliosis de Lyme y de la Anaplasmosis humana; la segunda es el principal vector de las Rickettsiosis mediterráneas y la tercera, entre otros patógenos, es un vector confirmado del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

Rhipicephalus sanguineus

Añadir leyenda


Aunque la posibilidad de contraer una enfermedad grave por garrapata en España es muy baja, es importante estar alerta y seguir las medidas preventivas, como salir al campo con ropa clara que nos cubra lo máximo posible y usar DEET, un repelente que en concentraciones superiores al 30% se ha demostrado eficaz contra las garrapatas. Debemos evitar zonas frondosas o de hierbas altas y, una vez que regresemos del exterior, revisar todo nuestro cuerpo para comprobar que estamos libres de estas expertas escaladoras.

Fuentes.:  TU Dresden , https://www.isglobal.org/es

Publicado en Higiene Ambiental el viernes 23 de junio de 2017:


Todas las imágenes las he conseguido por búsquedas en Google Imágenes por los diferentes nombres de las garrapatas citadas. Agradezco a sus autores por compartirlas en la red.

domingo, 16 de julio de 2017

Una estrategia para el control de las pulgas

Las pulgas, aunque no son tan mediáticas como las chinches actualmente, siguen estando presentes en entornos cercanos al ser humano. Estos insectos saltarines pueden complicar la vida, entre otros, a perros o gatos, y sus respectivos dueños, si consiguen instalarse y reproducirse en los hogares. Cuando esto sucede... ¿cómo luchamos contra las diminutas y molestas pulgas?

Pulga de gato


 Una estrategia para el control de las pulgas

Han cambiado mucho los tiempos desde que las pulgas de la rata (Xenopsylla cheopis) fueron responsables de propagar entre humanos la peste bubónica, actuando como vector del bacilo de la terrible enfermedad y causando graves epidemias, como la Peste Negra en Europa y Asia en los siglos XIV a XVII.

La peste bubónica es la infección más grave que puede transmitir al hombre este pequeño insecto pero no es la única, le acompaña también el tifus murino y, además, las pulgas tienen también la habilidad de ser huéspedes intermediarios y transmisores al ser humano de gusanos parásitos.

Existen cientos de especies de pulgas, entre ellas la pulga de la rata de alcantarilla (Nosopsyllus fasciatus), la pulga de la rata negra (Xenopsylla cheopis), la pulga común que parasita al ser humano (Pulex irritans), la del perro (Ctenocephalides canis) o la del gato (Ctenocephalides felis). Aunque tienen ciertas preferencias de huésped, ya sean ratas, perros o humanos, no tienen ningún problema en alimentarse de otros mamíferos, o incluso aves, si el hospedador habitual no está a su alcance.

pulga de perro


Actualmente en Europa las pulgas no son, generalmente, responsables de la transmisión de enfermedades. Pero, sus picaduras siguen siendo muy molestas e irritantes y, al igual que pasa con las chinches de la cama, sus infestaciones pueden provocar un estigma social y problemas psicológicos en los afectados.

¿Dónde las podemos encontrar?

Las pulgas tienden a ser más especificas de los entornos de anidación de sus hospedadores que de éstos propiamente, ya que mientras que los adultos pueden alimentarse de la sangre de una variedad de animales, las larvas requieren condiciones más precisas, que están más asociadas con los hábitats y los hábitos de anidación de los hospedadores que con las características de su sangre.

Mientras que las infestaciones de pulgas del ser humano (Pulex irritans) son actualmente poco comunes, si que se dan problemas con pulgas en gatos o perros, que pueden extenderse a otros habitantes del hogar, y que pueden ser potenciadas por una limpieza inadecuada de las camas de las mascotas, la presencia de alfombras y las condiciones ideales de temperatura en el hogar para el desarrollo de las larvas.

Las pulgas ponen sus huevos, blancos y de aproximadamente 0,5 milímetros, indiscriminadamente en el pelaje o el plumaje de su hospedador o en su nido y ropa de cama. No se adhieren al hospedador y caen fácilmente del animal si se sacude o rasca.

Huevos de pulga de gato

Huevos de pulga


Una infestación típica de pulgas suele componerse de un 5% de adultos, 35% de larvas, 10% de pupas y un 50% de huevos. Después de cada ingesta de sangre, una hembra pone entre cuatro y ocho huevos, y a lo largo de su vida, que puede durar hasta dos años, es capaz de producir entre 800 y 1.000 huevos.

Tras la puesta, los huevos eclosionan en aproximadamente una semana, dando lugar a larvas blancas, sin patas y que miden aproximadamente 1,5 mm. Las larvas prosperan en los lugares oscuros y húmedos, como los lechos de animales o alfombras, y se alimentan de desechos orgánicos y excrementos de pulgas adultas. Estos últimos forman una parte valiosa de la dieta como fuente de sangre, que algunas larvas, todavía incapaces de atacar al hospedador, requieren para su desarrollo.

Después de 2 a 3 semanas, en las que mudan dos veces, las larvas tejen capullos en los que se convertirán en pupas y posteriormente emergerán como adultos, al ser estimulados por vibraciones que se produzcan a su alrededor. El ciclo de desarrollo de huevo a adulto se completa normalmente en 4 semanas, pero a bajas temperaturas tarda mucho más.

ciclo biológico de la pulga


¿Cómo identificarlas y controlarlas?

Lo primero es examinar la situación para encontrar el foco de la infestación e identificar la especie de pulga que está causando el problema. Para ello, puede ayudar el uso de puntos de monitoreo de insectos. En el caso de que el hospedador primario sea un animal, es importante identificar las zonas frecuentadas por éste, ya que probablemente ahí se encuentre el origen de la infestación.

Para acabar con las pulgas toca aspirar: suelos, moquetas, cojines, grietas, muebles tapizados, etc. para quitar el pelo animal, los desechos orgánicos y las varias formas de pulgas presentes. La vibración causada por la aspiración también estimulara a los adultos a emerger de las pupas inactivas, haciéndolos vulnerables a los insecticidas. Al terminar, la bolsa de la aspiradora será abundante en huevos, larvas, pupas y pulgas adultas, asi que lo mejor será sellarla bien y depositarla en un contenedor de basura exterior.



La ropa del lecho de las mascotas debe eliminarse o lavarse en agua caliente jabonosa para eliminar las pulgas inmaduras y los adultos.

En los interiores, tras quitar todos los objetos presentes en el suelo de las zonas afectadas, el técnico de control de plagas aplica en todo el suelo un tratamiento con un insecticida de efecto residual en polvo, aerosol o humo. Los residuos del insecticida deben mantenerse intactos durante el mayor tiempo posible para asegurar la máxima actividad residual.

En los exteriores puede considerase el tratamiento del perímetro o el subsuelo del edificio con un insecticida residual en espray o polvo. En el caso de que se haya identificado a ratas o ratones como fuente de la infestación hay que aplicar rodenticidas para eliminarlos. Si la fuente de infestación es un nido de aves o una madriguera de algún animal, también deberá eliminarse, siempre que no exista una protección legal de la fauna involucrada.

Una vez que el tratamiento se ha concluido, es predecible que se avisten pulgas, que eclosionan de huevos o emergen de las pupas, por lo que la eliminación total no se debe esperar, por lo menos hasta pasados diez días.


Publicado en Higiene Ambiental, el jueves 15 de junio de 2017:  http://www.higieneambiental.com/control-de-plagas/una-estrategia-para-el-control-de-las-pulgas

Las imágenes las he obtenido por búsquedas en Google Imágenes. Agradezco a los autores de las fotografías por compartirlas en la red.

miércoles, 7 de junio de 2017

Las mordeduras de la mosca negra vuelven este verano

Las voraces mordeduras de la diminuta mosca negra vuelven a crear problemas entre los habitantes de zonas como Madrid, Zaragoza o Cataluña. Localizadas en puntos cercanos de las cuencas fluviales, donde se reproducen, las plagas de mosca negra complican las actividades laborales y los paseos a quien se encuentre dentro de su radio de acción. Pican duro pero, por suerte, se considera que aquí no transmiten enfermedades.




Las mordeduras de la mosca negra vuelven este verano

Lo que llamamos mosca negra es, en realidad, toda una diversidad de especies agrupadas bajo el nombre de simúlidos. Más que con las moscas domésticas, están emparentadas con los mosquitos y, al igual que sucede con éstos, las hembras son hematófagas y necesitan el aporte nutricional de la sangre de mamíferos para realizar la puesta.

mosca negra, foto publicada en el diario El País


Son bastante más pequeñas que los mosquitos (2-3 milímetros) pero su picadura, o mejor dicho su mordedura, produce fuertes molestias; dolor, sangrado, inflamación y a veces reacciones alérgicas. Por suerte, no se conoce que sea transmisora de enfermedades.

La mandíbula de la mosca negra desgarra la piel, al mismo tiempo que libera un anestésico, un anticoagulante y un vasodilatador, entre otras sustancias, con las que consigue sacar la mayor cantidad de sangre posible y que la víctima lo note con cierto retraso.

mosca negra mordiendo, foto publicada en https://manuelcangrejo.net/blog/concienciacion-ambiental/2015/la-mosca-negra-reparte-mordiscos-por-espana/


Los simúlidos crían en aguas de montaña, en ríos limpios, no en charcas estancadas como los mosquitos. Hacen la puesta de los huevos en los cursos de agua, quedando adheridos a la vegetación acuática como algas y macrófitos, y donde pasan también las fases de larva y pupa, alimentándose de la materia orgánica que lleva el río.

El problema es que factores, como la mejora de la depuración y la creación de nuevas zonas de regadío, han abierto cientos de kilómetros de nuevos hábitats para estos insectos.

También las condiciones climáticas que favorezcan el crecimiento de esta vegetación acuática, como la falta de lluvias con crecidas de los ríos que limpien las riberas o que renueven los fondos, potencia también la proliferación de las moscas negras.



Esta es la situación que se vive este año en el rio Ebro a su paso por Zaragoza, donde el Instituto Municipal de Salud Pública ha comenzado este mes el tratamiento para frenar la expansión de la mosca negra en la capital aragonesa, tras recibir numerosas quejas de los ciudadanos por las dolorosas mordeduras y constatar un nivel de mosca negra superior al de los últimos años.



Si bien el control del crecimiento de la vegetación y la contaminación en los cursos de agua es la forma más eficaz de ahorrarse una plaga de mosca negra, una vez ya establecida, los programas de control de plagas para combatirla incluyen tratamientos dirigidos directamente contra las larvas, habitualmente aprovechando las toxinas larvicidas de la bacteria Bacillus thuringiensis. Las toxinas que generan determinadas cepas de Bacillus thuringiensis tienen una acción específica contra las formas larvales de estos insectos. Este se ha mostrado como un tratamiento efectivo y que no afecta al resto de fauna y flora de los ríos.



Tampoco han escapado a la mosca otras zonas de la geografía española, como Cataluña, Valencia y la Comunidad de Madrid, que actualmente tiene a los municipios de la zona sureste en alerta por una plaga de mosca negra, localizada en zonas del cauce de los ríos Jarama y Henares.

mosca negra en los ríos madrileños, foto publicada en el diario El País


En Madrid, la Dirección General de Salud Pública reconoce que el problema es “recurrente” y “creciente”. La mejora de la calidad del cauce de los ríos por la depuración de las aguas residuales, ha provocado la colonización de algunos tramos con la espiga de agua, planta en la que pone los huevos la mosca negra. El agua de los ríos afectados en Madrid proviene de las depuradoras y contiene nutrientes (fósforo y nitrógeno) que favorecen el crecimiento de las hierbas.



A diferencia de los mosquitos, los simúlidos son de hábitos diurnos y, aunque los adultos tienden a vivir entre la vegetación próxima a los cursos de agua, lamentablemente las hembras no tienen problema en desplazarse decenas de quilómetros hasta encontrar una presa.





Fuentes: El Pais y El Heraldo

Imagen: F. Geller-Grimm

Publicado en Higiene Ambiental, el martes, 6 de junio de 2017

Las fotos que no se indican están publicadas en el Diario El Heraldo de Aragón.